viernes, 9 de diciembre de 2016

Comentario de texto: Conjuro a Plutón (La Celestina)

CONJURO A PLUTÓN

LA CELESTINA, FERNANDO DE ROJAS

-
''Mucho se ha escrito a propósito de este conjuro y de la hechicería de la obra. Hay quien resalta el papel del hilado y del aceite serpentino en el hechizo''.

CELESTINA.- Conjúrote, triste Platón, señor de la profundidad infernal, emperador de la Corte dañada, capitán soberbio de los condenados ángeles, señor de los sulfúreos fuegos, que los hirvientes étnicos monten manan, gobernador y veedor de los tormentos y atormentadores de las pecadoras ánimas, regidor de las tres Furias, Tesífone, Megera y Aleto , administrador de todas las cosas negras del reino de Estigia y Dite, con todas sus lagunas y sombras infernales, y litigioso Caos, mantenedor de las volantes harpías, con toda la otra compañía de espantables y pavorosas hidras. Yo, Celestina, tu más conocía cliéntula, te conjuro por la virtud y fuerza de estas bermejas letras; por la sangre de aquella nocturna ave con que están escritas; por la gravedad de aquestos nombres y signos que en este papel se contienen; por la áspera ponzoña de las víboras de que este aceite fue hecho, con el cual unto este hilado. Vengas sin tardanza a obedecer mi voluntad y en ello te envuelvas y con ello estés sin un momento de partir, hasta que Melibea, con aparejada oportunidad que haya, lo compre, y con ello de tal manera quede enredada que, cuanto más lo mirare, tanto amas su corazón se ablande a conceder mi petición. Y se le abras, y lastimes del crudo y fuerte amor de Calisto, tanto que, despedida toda honestidad, sé descubra a mí y me galardone mis pasos y mensaje. Y este hecho pide, pide y demanda de mí a tu voluntad. Si no lo haces con presto movimiento, tendrás me por capital enemiga; heriré con luz tus cárceles tristes y oscuras; acusaré con mis ásperas palabras tu horrible nombre. Y otra y otra vez te conjuro. Así confiando en mi mucho poder, me parto para allá con mi hilado, donde creo te llevo ya envuelto.
- 

LOCALIZACIÓN.

Fernando de Rojas nació allá por el año 1470 en la Puebla de Montalbán (Toledo). Tomó el curso de estudios de leyes en la Universidad de Salamanca. Posteriormente, fue alcalde de Talavera de la Reina, (Toledo). En 1507 se casa con Leonor Álvarez, hija de Álvaro de Montalbán, converso de la Puebla que tuvo graves problemas con la inquisición, llegando a ser encarcelado en Toledo.
La primera edición conocida de La Celestina aparece en 1499, y se publicó en Burgos en don Fabrique de Basilea. Esto inicia la modernidad literaria en Europa. No obstante, el autor fue modificando la obra.

La única obra conocida de de Rojas es La Celestina,  considerada una de las obras cumbre de la historia de la literatura española y la más importante sin lugar a dudas en la transición entre la Edad Media y el Renacimiento.También es llamada Tragicomedia de Calisto y Melibea y es una obra dialogada en prosa. La primera edición (Burgos, 1499) tenía 16 actos; la de Sevilla (1502) 21 actos; en la edición de Toledo de 1562 se le añadió un acto más.

En La Celestina se muestran los trágicos amores de Calisto y Melibea y las malas artes que emplea la alcahueta Celestina para que se enamoren.
El argumento narra la historia de Calisto, un mozo inteligente y de clase alta, que ha conocido en una huerta a la bellísima Melibea, y se ha enamorado de ella. Cuando vuelve a encontrársela, le comunica sus sentimientos; ella lo despide irritada. Su criado Sempronio le propone que utilice a la vieja Celestina como intermediaria.
Celestina logra entrar en la mansión de Melibea consigue vencer su esquivez y la joven corresponde a Calisto. Calisto suele visitar a Melibea trepando a su jardín y un día se produce en la calle una pelea. El joven, pensando que uno de sus nuevos criados tiene problemas, desea intervenir en ella y al bajar por la escalera cae al vacío. Calisto muere, y Melibea, al saberlo, sube a una torre y se arroja desde lo alto.

La Celestina aparece cuando se cierra el siglo XV, una época en la que el humanismo se encuentra en plena vigencia, lo que influye en la obra. En cuanto a la literatura española,  la época medieval se extiende desde las primeras manifestaciones literarias hasta el comienzo del reinado de los Reyes Católicos.
Es una época de crisis: decadencia de la monarquía, guerras civiles, plagas, epidemias (la peste negra afectó a gran parte de Europa) y como resultado de todo ello, crisis económica y social. Empeora también la situación de los árabes y, sobre todo, los judíos, que aunque se convierten en masa al catolicismo, son culpados por los cristianos viejos de los problemas del país. En esta época se está desarrollando ya una nueva clase social, la burguesía, que basa su poder y su auge en sus actividades económicas y el poder del dinero (aunque no es apreciada), frente a los tres estamentos del medioevo, que, no obstante, se mantienen.

RESUMEN.

Celestina comienza a realizar unos encadenamientos de evocaciones a seres míticos como Plutón (señor de los infiernos), Tesífone, Megera y Aleta. Utiliza un lenguaje astuto y firme, llegando incluso a amenazar al demonio, para que el conjuro cause efecto sobre Melibea.
Si no lo haces con presto movimiento
tendrás me por capital enemiga

TEMA.

El momento en el que Celestina invoca a las fuerzas maléficas en su favor, realizando un conjuro para enamorar a Melibea.

ESTILO.

El libro en su totalidad muestra al lector una esmerada mezcla de estilo natural, sencillo y claro. Predomina la hipérbaton, las metáforas, los párrafos largos y la subordinación, entre otros. Por otro lado, también predominan los paralelismos y las antítesis.
En este texto Fernando de Rojas utiliza el monólogo, con la finalidad de que el lector pueda entender la lucha interior de su personaje y comprender de primera mano la actitud de Celestina ante la responsabilidad concedida. El lenguaje que utiliza es astuto, engañoso y desafiante.

El fragmento pertenece al acto III y es un monólogo protagonizado por Celestina.
En la primera parte del fragmento Celestina hace un llamamiento a Plutón a través de su nombre '' …triste Plutón...'' seguido de una serie de adjetivos que muestran las características del mismo ''... señor de la profundidad infernal...''.

En la segunda parte del fragmento Celestina realiza el conjuro con una actitud imponente en la invocación, con falta de vocablos crueles y misteriosos propios de los reales encantamientos.

En la tercera parte se manifiesta Celestina suplicando para que Melibea compre el hilado y con ello de tal manera quede enredado. ''...cuanto más lo mirare tanto más su corazón se ablande al conceder mi petición...''

En la cuarta y última parte Celestina amenaza al demonio si no se cumple su conjuro: ''...si no lo haces con presto movimiento, tendrasme como capital enemiga...''; ''...heriré con luz tus cárceles tristes y oscuras...''.

VALORACIÓN PERSONAL.

Encuentro un aspecto interesante a destacar en el fragmento el excesivo uso de la hipérbole y la exageración, intención de la Celestina de dejar claro su deseo frente a Plutón, con una suprema astucia frente al resto de personajes.
Por otro lado, el deseo amoroso de Melibea es forzado por el conjuro, y no deja paso al amor natural, sino impuesto por la ‘bruja’. El amor debe surgir de forma libre y pasional, y no obligado por maldecir a Plutón. Además, la magia era severamente perseguida en la Edad Media, y la ley imponía pena de muerte como único y exclusivo castigo ante ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario